Pinturas rupestres de las Cuevas de Vilella

Cova-del-Ramat-300x181

 

Situadas a casi siete kilómetros del pueblo de Tivissa, al pie del barranco que lleva el mismo nombre y por encima de la fuente de Vilella, las pinturas rupestres de las Cuevas de Vilella están repartidas en tres cuevas: la Cueva del Cingle, la Cueva del Ramat y la Cueva del Pi.

 

P1060411P1060405P1060406

 

  • La cueva del Cingle contiene una sola representación constituida por la figura de un arquero o cazador, de 32 cm de alto, en disposición de disparar el arco.
  • La cueva del Ramat contiene un conjunto de nueve animales semejantes a cabras pirenaicas Hispánicas.
  • La cueva del Pi alberga pinturas que son difíciles de distinguir y percibir. Hay principalmente cinco figuras dibujadas mediante trazos lineales, que dan forma de representación humana, de acción y de movimiento.

Las pinturas de la Cueva del Ramat fueron descubiertas, junto con las de la Cueva del Cingle, por J. Colominas 1921. Debido a estos descubrimientos, en noviembre del mismo año se organizó una expedición para estudiar los nuevos descubrimientos, integrada por Pedro Bosch y Josep Colominas y con la colaboración del dibujante Josep Malberti. Un año después, en septiembre de 1922, se emprendió una segunda expedición a este y en otros yacimientos de la zona para comprobar los calcos obtenidos anteriormente.

 

Durante el año 1988 las pinturas fueron objeto de una documentación exhaustiva, dentro del “Proyecto Corpus de Pinturas Rupestres de Cataluña” llevado a cabo por el Servicio de Arqueología del Departamento de Cultura de la Generalidad de Cataluña.

morral

Para visitar las Cuevas de Vilella será necesario una mañana entera, realizando una ruta circular pasando por puntos emblemáticos como la fuente y la ermita de San Blai , donde se encuentra la primera marca de senderos de gran recorrido (GR) de la península, también veremos en su máximo esplendor el Morral de Penarroja y conoceremos las leyendas que de él se explican pasando al lado del ullal de la Costa del Moro. Ya de vuelta hacia el pueblo pasaremos por el barranco de los Fogassos y el cuello del Monegret, desde donde podremos disfrutar de la naturaleza en su estado salvaje y unas magníficas panorámicas.

 

La ruta tiene un total de 12 kilómetros, por lo que será necesario llevar ropa y calzado adecuado al terreno y la época del año, así como abundante agua y algo de comida ya que aprovecharemos para desayunar al pie de las Cuevas.

 

Ficha de la actividad:

Distancia total: 12km

Duración: 4 horas

Desnivel: 350 metros

 

Consulta las tarifas en: info@tivissarocks.com o en el teléfono 626387610

* Todas las actividades están diseñadas para el disfrute de la familia entera, pudiendo adaptar-se a las necesidades del grupo. El precio incluye guía con titulación reglada conocedor del terreno y seguro tanto de responsabilidad civil como de accidentes obligatorios.